Esta viejita a sido una cachonda toda su vida, y ahora tiene un gran problema, su nieto a llegado a la mayoria de edad y se a puesto todo buenorro. Además ese pene pequeño que tenia se ha convertido en algo muuy grande. Hoy saliendo de la ducha, se acerca a su nietecito con solo la toalla con intención clara de seducirlo. El joven que está en edad de experimentar, ni siquiera se sorprende cuando ella empieza a tocarlo y le desabrocha la bragueta. Luego se saca las tetas y las empieza a chupar como si fuera la primera vez. Se dejará hacer una buena chupada y se le pondrá bien dura. En ningún momento duda en penetrarla duro, eso es lo que quiere esta yaya.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?