Esther rubia y gordibuena que ves en el vídeo, es una auténtica madrastra putilla. Recientemente se casó con su marido en segundas nupcias. Se fue a vivir con él, y con su hijo de 30 años. Cuando empezó la convivencia, ella se dio cuenta de que amaba a su esposo, pero que quería ser follada por su hijo. Ella es una de estas viejas cachondas, que consigue todo lo que se propone. Y hoy se ha propuesto que le peguen un buen sexo anal. A su compañero solo se le ve levanta con Viagra, así que ella se va directa a la habitación del joven, que está durmiendo, y es un buen momento para despertarlo, que se le pondrá la polla dura sin ni siquiera ella tocarla. El chaval flipará bastante, pero nunca puede dejar de pasar la oportunidad de meterla por el ano. Se follará a su madre falsa, y se quedará tan ancho.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?