Cuando llegas a cierta edad, la vida se puede volver un poco monótona, así que hay que ir buscando compañías y actividades para mantener la ilusión. No cabe duda de que la experiencia es un grado y esta gente ha sabido montarse un chiringuito guapo para pasárselo en grande. Son un grupo bastante bien avenido donde se van intercambiando fluidos de unos a otros sin ningún reparo. Estas dos alemanas saben darse una alegría al cuerpo y se entregan hasta las ultimas consecuencias, hasta el punto de disfrutar con las corridas de sus amiguitos. Al fin y al cabo, todo queda en casa.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

1 Comentario

  • edu48 11 meses ago

    QQuiero una viejitas de estad