Mikela Kennedy no tiene nada que ver con la dinastía presidencial de los Estados Unidos, pero tiene una calentura encima que merece toda nuestra atención. Desde el primer segundo podrás comprobar que su pasión por las pollas es irrefrenable, y se toma el sexo como algo muy personal. Quiere complacer al hombre con el que comparte escena y va a hacer todo lo posible para conseguirlo. Se mantiene en plena forma así que trabaja y trabaja sin problemas.

Con una experta mamada consigue la erección perfecta para ponerse a cabalgar y empezar a gozar ambos. Se mueve a la perfección y el tío goza como un campeón, pero quiere tomar el mando así que se pone encima y se la clava hasta el fondo para que la sienta bien adentro. Como no podía ser de otra manera, el polvo termina con un lefazo en toda la boca.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?