Mira qué vieja tan porno de traemos hoy. Ella es una señora que pasa ya los 65 años de edad, pero aún se siente muy joven como para dejarte follar. Por eso ha contratado a este gigoló, un tío que está bien bueno y tiene una polla que al menos se le pone dura aunque no sea muy grande. Ella lo que quiere es que le se la follen bien que hace años que no lo tienen. Por eso se prepara para la ocasión, se viste con lencería fina, aunque es un poco fuera de la época, ella lleva un sujetador blanco de encaje, y unas bragas que le hacen sentir muy sexi. Piensa que así el gigoló sabrá tratarla cómo se merece, es decir como una vieja puta que es, ella lo que quiere es que se la folle bien duro y que le hagan todo lo que no le han hecho en su vida, hasta sacarle un squirting, un chorreo del chocho que nunca tenido antes.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?