Hay cosas que con la edad no se olvidan, y comer pollas es una de ellas. Cuando lo has hecho gran parte de tu vida se nota: aún sabes como hacerlo para poder provocar orgasmos y aún te corres de gusto cuando ellos deciden acabar corriéndose en tu cara. Esta abuelita tiene mucha experiencia en ello y no desaprovecha la oportunidad de hacerlo. Su cara de vicio lo dice todo, y más cuando el chico se acerca a sus partes íntimas y le menea un poco el chochete.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

4 Comentarios

  • Anónimo 1 año ago

    No hay mas…?

    • si megusta 11 meses ago

      megusta muchos

  • Anónimo 11 meses ago

    si

  • Ivan 11 meses ago

    Que coño mas suabe y mojado..mmmmm.