En este vídeo porno viejas vamos a ver a la guarra de mi suegra haciéndome una rica mamada. Ya que a su hija no le gusta comerme la polla, pues aprovecho y se lo pido a su madre que nunca me dice que no a nada. Ella es mucho más caliente que su hija y le encanta mi polla, le mete tremendos chupetones. Cómo le gusta cogerla y pasarle la lengua por la puntita y quiere metersela toda en la boca, intentándolo y no desistiendo en los intentos. Ella sabe que al final conseguirá meterse toda esa jugosa polla en la boca y la disfrutará como una autentica perra. Mientras que ella quiera, yo seguiré follándomela y encima no se cansa…. Me ha salido mejor la suegra que la novia.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?