En este vídeo vamos a ver a una abuela muy jovencita y sexy que ha llegado de hacer la compra diaria y ha comprado dos enormes chorizos que ha empezado a tocar y meterse en la boca como si de una buena polla se tratara. Pero qué mejor que comparar con su propio hijo que esta en casa, se acercará a él y le hará una buena mamada. El hijo está acostumbrado a que su madre le demuestre su amor de esa manera y terminarán follando en el sofá sin imaginar que la mujer de su hijo está por llegar. ¡Menuda pillada en plena faena!

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?