Un joven siempre había querido follarse a su abuela. Él siempre la había visto con otros ojos y la quería penetrar bastante rico. Un día su madre lo deja solo con ella en la casa. Al rato de estar hablando comienzan a decirse sus fantasías sexuales y al joven se le sale que la mayor fantasía es follar con ella. Ella al escuchar eso y verlo tan triste decide cumplirle la fantasía sexual a su sobrino de polla enorme. Se baja el pantalón y le dice que la penetre tan duro como pueda. El joven entusiasmado le dice que le concederá lo que pida pero primero busca una cámara para grabar todo y que nunca se le olvide que pudo follar a su rica abuela.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?