Esta señora es una gran fan de la higiene personal, y por eso la vemos y admiramos haciendo las labores del hogar. Primero, se desnuda para meter la ropa en la lavadora. Seguro que esas braguitas huelen a chochito hambriento, ¿no crees? Después de sobarse las tetas mirándose al espejo, se mete en la bañera a limpiarse un poquito. Obviamente, apunta con la ducha a la zona cero y se estimula un poquito, pero se le ilumina la cara al ver a un joven que quiere echarle una mano. Literalmente.

La verdad es que a pesar de la edad, aún tiene un cuerpo bastante apetecible y se ve que la líbido no la ha perdido. Se viene arriba cuando le manosea las tetas y van a la cama a ponerse cómodos. Él le come el coño con ganas para ir entonándola y ella le paga con la misma moneda antes de ponerse a follar.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?