Cuando llegas a cierta edad, parece que es inevitable que el físico de una mujer decaiga. Lo que tiene por qué ser así es el apetito sexual. Y Kelly es el perfecto ejemplo de ello, porque a pesar de ser una sesentona, sigue teniendo las ganas del primer día de llevarse una polla a la boca. Pero su experiencia le permite saber que es mejor llegar calentita, así que antes de interactuar con su amigo, se masturba sin piedad.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

1 Comentario

  • Dany 5 meses ago

    Quiero una abuela 2804571083