Los amantes de las tetas gordas están de enhorabuena porque esta escena es de las que te ponen la polla como una piedra. Su protagonista es una rubia que conoce todas las triquiñuelas habidas y por haber para seducir a un tío que anda un poco desorientado, pero que vuelve a la Tierra cuando descubre que le están tirando los tejos. Al fin y al cabo, cuando una cachonda como esta se te pone a tiro, lo único que puedes hacer es quedar a su merced y dejar que haga lo que le salga del coño, nunca mejor dicho.

Después de dar rienda suelta a toda su lujuria y poner en práctica diferentes posturas, consigue exprimir al tío al máximo hasta que este ya no aguanta más y la rocía con una buena corrida. Parece que ese es el objetivo de esta cachonda en la vida: ir por ahí provocando que los hombres eyaculen.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?