A este jovencito le gustan las mujeres ya mayores, delgadas y arrugadas, si encima son peludas mejor que mejor. Donde hay pelo hay alegría, señores, y le encanta comerles las tetas y acariciarles ese chocho peludito y morderle los pelos y estirárselos. ¡Qué morboso que es este chico y cómo disfruta de su vieja!

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

1 Comentario