Cuando te vas haciendo mayor, adquieres la buena costumbre de aprender a tomar mejores decisiones. El paso de los años te hace aprender muchas lecciones y te permite analizar las situaciones con perspectiva. Es por eso que se suele decir que la experiencia es un grado, ya que te permitir exprimir al máximo tus habilidades. En el caso de la mujer que protagoniza esta escena, ha aprendido a ser realmente eficiente cuando se masturba.

Y es que para hacerse un buen dedo entran muchos factores en juego que esta zorrita cumple a rajatabla. Se ha de tener pasión y lujuria, ya que masturbarse por inercia supone que el placer que se proporciona una a sí misma es menor. Pero no solo hace falta actitud, también aptitud. Ella es extremadamente habilidosa con sus manos y conoce cada uno los recovecos de su chochito caliente.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?