Después de tantos años follando como una cerda, el chochete se le ha quedado bastante cedido y hace falta bastante estimulación para conseguir un orgasmo, pero cuando llega el squirting es bastante curioso. Seguramente, por ahí también han salido varios bebés y el camino de ida y vuelta está más que transitado. Lo cierto es que responde muy bien a la masturbación de su amiguito y eyacula repetidas veces.

Cuando el tío se cansa de los trabajos manuales, comienza lo emocionante. La revienta sin ningún tipo de compasión y ella aguanta el tipo como puede, ya que aún le tiemblan un poco las piernas de los orgasmos anteriores. Hay que tener en cuenta que a su edad la resistencia no es la misma que en la juventud, de manera que le cuesta mantener el ritmo de todo un profesional del porno. Aun así, buena escena por parte de ambos.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

3 Comentarios

  • Anónimo 2 meses ago

    Son mui buenos los videos

  • Anónimo 2 meses ago

    Me gusta el sexo sin límites chupar potito Rico sin rextrincion

  • Cobra 1 mes ago

    Quiero culiar