En este vídeo de viejas follando veremos a una vieja rusa limpiando la cocina después de comer, cuando de repente aparece el joven de su nieto y empieza a meterle mano. Ella parece que se resiste un poco al principio pero rápidamente se dejará llevar por la situación. Él le comerá los pezones y le chupará las tetas, luego la subirá encima de la encimera y le comerá el coñito peludo que tiene pasándole la lengua lentamente por su jugoso clítoris. Después será ella la que le baje los pantalones y baje al pilón a comerle la polla como nunca se la han comido antes. Dollarán en varias posiciones en la cocina, apoyada en la encimera y en el suelo, hasta que a él le entren ganas de correrse y lo haga encima de su pecho. El pobre chico ha quedado exhausto, pero ella parece que aún tiene ganas de cachondeo

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?