En este vídeo de viejas cachondas veremos a una madurita con ganas de polla tiesa.
Satisfaciendo sus deseos, le ponen dos pollas muy ricas a su disposición para que se las coma bien. Ella agarra una en cada mano y se las empieza a comer, se las mete con desesperación, se nota que es una viciosa de las buenas. Mientras se las va comiendo, ellos le van masturbando todo el coño depilado que tiene, parece que la abuela se está calentando con esos penes erectos, cómo pasa con la lengua húmeda por sus prepucios y cómo les va dando placer a estos tíos. Ellos sólo pueden aguantar las ganas de correrse, pero con lo que están disfrutando mejor esperar un poco más.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?