Aquí vemos una familia francesa bastante particular, una pareja de viejos que se han ido a vivir juntos y cada uno con sus respectivos hijos dando lugar a una serie de encuentros sexuales entre padre e hijastra o madre e hijastro, que mientras este se echa la siesta de después de comer, ella le empieza a comer la polla y follárselo mientras duerme plácidamente.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?