Angie es una chica joven que está muy buena y tiene un cuerpazo de 10, pero para mantener ese cuerpo ella hace grandes sacrificios como hacer clases de yoga todos los días con un instructor personal. De tanto trabajar juntos y mantener contacto físico, surge la chispa entre ambos y en una de las sesiones y acaban follando.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?