Normalmente, las profesoras suelen compartir todos sus conocimientos con los alumnos para que estos estén preparados para lo que pueda pasar. Lo que pasa es que esta es una maestra del sexo, así que no se puede reprimir y se abalanza sobre la polla del estudiante para enseñarle un par de cosillas. Al fin y al cabo, es su deber dejarlo contento y con la lección aprendida, ¿no? Pues ya está.

Esta señora es muy lasciva y se le ve de lejos, ya con unos pezones agujereados con piercings. Esto demuestra que le gusta el morbo y sentir las tetas lo más estimuladas posibles. Por eso se arrodilla y combina la felación con una cubana que encantará a los amantes de los grandes pechotes. Después los vemos follando en distintas posturas aunque nos quedamos con ganas de presenciar una buena corrida.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?