Después de una conversación para ir conociéndose mejor, y es que la confianza mutua es esencial para el éxito de las relaciones sexuales, esta pareja nos demuestra que la diferencia de edad no siempre es un impedimento. En realidad, la edad no es más que un estado mental, pues hay personas con 80 años que se sienten mucho más jóvenes y vitales que otras con 40. Simplemente hay que saber ejercitar el cuerpo y la mente.

Para ello, el sexo es una de las actividades más recomendadas. Quizá se sale un poco de la medicina convencional, pero incluso algunos de los doctores más reputados lo recetan a las viejas que lo necesitan. Esta abuela no ha perdido la práctica y está encantada de poder beneficiarse a un yogurín como este, que sabe lo que tiene que hacer para ponerla en su sitio y complacerla al máximo.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?