Cuando tienes cierta experiencia aprendes a valorar lo bueno que te da la vida. Si sientes que nos estás cumpliendo todas tus expectativas, a lo mejor ha llegado el momento de darle un giro a tu sexualidad y tratar de obtener una satisfacción al cien por cien de algo que debería ser placentero y bello. Eso es lo que debe de pensar la abuelita de hoy, que se adentra en el placer del sexo lésbico para no perderse ni un átomo del placer que hay disponible ahí fuera.

Para no desaprovechar ni tan solo un gramo de sus esfuerzos, se monta una aventura con una jovencita que le aporta esa frescura que con los años ha ido desapareciendo. Inevitablemente, un cuerpo tan joven hace que afloren sentimientos y recuerdos de cuando estaba en plena forma. Excelente escena de sexo lésbico e intergeneracional.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?