Esta sexy abuela esta pasando el día en el río, tomando el sol y disfrutando de un día de descanso, pero de repente dos chicos que estaban cerca de ella se levantan y se acercan a ella para pajearse, son unos come abuelas y se han puesto muy cachondos al verla en bikini.

Al principio a la mujer parece darle vergüenza y no sabe muy bien lo que esta pasando pero en breve entrará en calor y les enseñara a estos dos niñatos lo que es capaz de hacer con esa boquita experimentada, les hará una mamada a dos bandas. Finalmente la pondrán a cuatro patas y mientras uno la penetra bien rico desde atrás le comerá la polla al otro chico mientras que esas enormes tetas se menean de delante a atrás

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?