Si aún no te das bañitos relajantes con tu pareja, ya estás tardando. Y si no tienes bañera, pues te pagas una noche de hotel de vez en cuando. Como podrás comprobar en esta escena, la señora en cuestión sabe cómo satisfacer a un hombre, y es que los años te dan una experiencia que no se puede comprar con dinero. Parece que le va lo de ponerse a cuatro patas, y es que es una de las posturas más antiguas pero también más placenteras, así que se proporcionan placer mutuamente como cuando eran jóvenes y tenían una resistencia interminable.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios

  • Anónimo 1 año ago

    Fine.

  • Anónimo 7 meses ago

    SE LA DAN DE ACUUERDO LO PIDE . ..