Estas viejas lesbianas jugando con sus aparatos sexuales recién comprados se ponen a liarse y enrollarse entre ellas para que una de ellas vaya probando cada uno de los consoladores, primero se los introducen por el coñito para al rato ponerse a metérselos por el culo hasta que de tanto insistir acaben corriéndose la una y la otra con un culilingus de por medio.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?