Esta abuelita no es de las que tejen o le cosen suéteres a sus nietas, a la muy puta le encanta una polla bien dura, pero si hay algo que le encanta más que eso son las viejas y en sus últimos años se le han volteado los cables, lástima que hasta ahorita descubrió que perritas como su vecina pueden hacerla sentir en el cielo…

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

1 Comentario