Sola en casa deseando comerse una verga bien gruesa se da cuenta que no consigue a nadie que le pueda satisfacer esa necesidad, para darle cariño a su coño decidiendo darse dedo ella misma para poder calmar,  sabiendo que no es lo mismo conseguir uno que le pueda dar bien duro metiendo su mano en su vagina consiguiendo poco a poco el placer que tanto necesitaba. Abierta de piernas esta cachonda se contenta por sentir lo que hace rato no sentía su cuerpo, gimiendo mientras se da cariño tiene un orgasmo bañando las sabanas que recién cambiada sin evitarlo para quedar contenta.

Esta vieja conforme pasaban los minuto mas se volvía pervertida, hasta que al fin se siente exhausta consiguiendo lo que quería !No te lo pierdas!

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios

  • Saile 3 semanas ago

    Me gusta las ancianas maduras arrugadas de barriga y cola tocandoce

  • el zorro 2 semanas ago

    a mi me gustan las abuelitas chichonas y bien maduritad