Esta vieja de 90 años tiene problemas de reumatismo, y por eso el doctor le ha dicho que mantenga sus manos en movimiento. Entonces decide ponerse a jugar con la verga de su amigo durante la noche, y es que le gusta mucho juguetear con cualquier polla porque eso la hace calentarse. Nunca es tarde para disfrutar haciéndole al paja a cualquiera y ella lo sabe bien. Ella se hace la dormida y cuando puede se pone en acción!

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?