Teniendo muchos días de soledad por su vejes siente que desea tener algo con que pasar el tiempo, dejando que se metiera un joven que le encantaban las abuelas como esta señora haciendo cosas que después dejarían mucho de que habla, nada más  con las mamadas que esta señora hace dejando loco a cualquiera. Charlando con este afortunado de conseguir una vieja cachonda como esta, pidiéndole muchas cosas que no haría una hembra joven pues logra aprovechar ese momento tan anhelado sacándose la polla para que esta le diera una gran mamada.

Destacándose esta perra con lo que le encanta, convirtiéndose en dueña de una gran verga, como la que le gustaba sentir en su boca dejando saber que es una diosa complaciendo a cualquiera que lo pidiera para sentir lo que le fascina, un buen flechazo para calmar esas ganas de tragar leche

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

1 Comentario

  • follaviejas 8 meses ago

    alguien me la come?