Hay mujeres que con el paso de los años no solo mantienen su pasión por el sexo, sino que esta aumenta de manera desmedida. Es el caso de nuestra protagonista de hoy, que conserva unas ganas locas por llevarse al huerto a jovencitos confusos y así poder dar rienda suelta a toda su lujuria. Además, no se conserva con un poco de sexo tradicional, sino que lo que más le gusta es que le peten el orto y con ganas.

Después de dejar que las lenguas y las bocas hagan su trabajo, primero con un cunnilingus y luego con una felación, estamos convencidos de que al principio se hacía la estrecha porque en realidad tiene unas ganas locas de practicar sexo anal con todas las de la ley. El marido llega a casa y presencia la infidelidad, pero entiende la situación y se une a la fiesta.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios