Este chaval tenía unas ganas con su jefa…el tiempo se dio y un buen día decidió hablarle, pensaba que esa señora bien posicionada no lo tomaría en cuenta y desde ese momento comenzaron a tener una linda amistad que se convirtió en un tórrido romance, ahora cada noche ellos se entregan todo de sí para comenzar a tener el mejor de los polvos siempre tiran en el jacuzzi pero esta vez lo hacen en la sala del departamento de esta tía, que se hacia la estrecha, pero bien que necesitaba un marido joven que la haga sentir mujer cada noche…a veces nonos damos cuenta que el placer puede estar al frente de nosotros y no lo hacemos simplemente por el temor al rechazo vean a esta pareja ella le dobla la edad pero en la intimidad son uno solo…que rico lo disfrutan y sus cuerpos son simple vehículos que solo hacen de todo para llegar al clímax.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

1 Comentario